fbpx

No tener un plan estratégico de marca profesional es la razón por la cual te cuesta conseguir clientes de calidad que respeten tu trabajo y paguen lo que realmente valen tus servicios. Las horas de más que trabajas por día para cubrir las demandas de tus clientes te desgastan física y mentalmente.

También empieza a crecer en ti esa sensación de frustración constante. En parte porque ves que tu vida ideal, la que imaginaste antes de emprender tu profesión, está lejos. Además eres consciente que la calidad de tus trabajos empiezan a decaer. Sabes que puedes dar mucho más pero no cuentas con el tiempo suficiente para entregar trabajos de mejor calidad.

No hay libro de organización del tiempo que te pueda ayudar. El día tiene 24hs y es lógico que no puedes dedicar todo el tiempo a tu trabajo. La familia, los amigos, otras actividades también son importantes para nuestro desarrollo personal.

Lo que te propongo es que cambies el enfoque de cómo gestionas tu carrera profesional. De no poner tanto el foco en lo táctico y más en lo estratégico.

Poner foco en lo táctico implica ir en busca de las oportunidades que se te presenten. Lo cual es contraproducente si no tienes claro cuál es tu propósito. Porque un día vas a estar participando en un proyecto como freelance, y al otro vas a aceptar un trabajo en relación de dependencia.

También puede ser que busques crear las oportunidades, ampliando tu abanico de servicios bajo el lema de ´´todos los clientes sirven mientras paguen´´.

Es una trampa creer que cuanto más amplio es tu abanico de servicios, más posibilidades tienes de conseguir clientes importantes. Tu página de presentación se ve así: Soy diseñador en comunicación visual, programo en wordpress y tengo conocimiento de base de datos. También hago campañas de adwords y redes sociales. Wow! Sabes de todo, tu solo podrías hacer una página web y estrategia de marketing online de cualquier empresa! Por lógica sos el profesional ideal para cualquier cliente. Pero no es así. El mensaje que estás dando ahí es que haces un poco de todo pero no eres especialista en nada.

Con el tiempo te das cuenta que cubrir un abanico tan grande de servicios, te hace imposible ser especialista en alguno de ellos. Y esa es la razón por la cual las cuentas grandes no te buscan. Ellos quieren que de sus problemas se ocupen especialistas en la materia.

 

Cuando menos es más:

Un plan estratégico como el que le propongo a mis alumnos del curso virtual “Vendedor estratégico online”, te va a ayudar a organizar tus prioridades y te va a enseñar que especializarte en un área de tu profesión es mejor que saber sobre varios temas. Y algo más importante, te va a dar las herramientas para definir tu propósito.

El propósito es lo que te hace levantar a la mañana y empezar el día con ganas de trabajar y seguir mejorando. Sabes hacia dónde vas y disfrutas el camino que tienes que recorrer para llegar. Es una trampa creer que cuanto más amplio es tu abanico de servicios, más posibilidades tienes de conseguir clientes importantes.

La primera pregunta que tienes que responder: ¿Qué es lo que te apasiona? No importa la profesión o emprendimiento que elijas. Por ejemplo:

Ser:
Diseñador en comunicación Visual.
Programador WordPress.
Programador de base de datos.
Gestor de campañas de anuncios online.

Para empezar elige uno de ellos y conviértete en experto. Si eliges ser diseñador, cuando llegue un cliente que quiere una web programada en wordpress, terceriza la parte de programación. De esa manera vas realizando alianzas estratégicas con otros profesionales que te pueden derivar trabajos de diseño. Incluso sumarte a proyectos que requiera un equipo interdisciplinario.

También vas a ser más claro con tus clientes, que van a saber lo que pueden esperar de ti si te contratan. El valor de tu marca profesional va a ser más claro. Poco a poco vas a ir ganándote el respeto de ellos.

Plantea y crea estrategias de ventas online de tus productos o servicios. Conoce más sobre nuestro programa virtual Vendedor estratégico online.